Para muchos es desconocido que dentro de Bomberos hay distintas especialidades, todos apagamos o trabajamos en incendios, pero muchas compañías poseemos una especialidad aparte que en nuestro caso es el Rescate Vehicular.
¿Y que significa esto?, significa que cada vez que salimos a atender un 10-3 (Rescate de Personas) o 10-4 (Rescate Vehicular) vamos a trabajar con vidas y vamos a estar presentes en el peor día de la vida de los accidentados y de los familiares de ellos, muchas veces ese día se lleva a una persona para siempre.
Nuestra preparación técnica nos brinda conocimientos y habilidades en soporte vital básico y en complejas labores de extricación donde se deben utilizar avanzadas herramientas hidráulicas de gran capacidad para lograr liberar pacientes dentro de los retorcidos y destrozados vehículos, los cuales cada día nos presentan mayores problemas ya que mientras mas seguridad posea el vehículo para sus ocupantes, mayor complejidad al momento de las labores de rescate, esto porque un corte o maniobra mal realizada podría activar un airbag que no se activo con el impacto o cortar un cable de alto voltaje lo que podría traer consecuencias fatales tanto para los pacientes como para los rescatistas, por eso hay que estar preparado y actualizado con las nuevas tecnologías.
Desde el punto de vista psicológico debemos lidiar con las mas fuertes emociones, niños accidentados a los cuales hay que proteger, atender y contener con juguetes o experiencia propia de cada bombero o bombera con sus propios hijos o familiares, esta labor también se replica con familiares o adultos involucrados.
En nuestro caso, comuna pequeña donde todos al menos nos hemos visto alguna vez no han sido pocas las veces que dentro de los accidentados o fallecidos han habido familiares o amigos de alguno de los nuestros, los cuales son reconocidos recién al momento de llegar al lugar o muchas veces al momento de entregar la documentación que Carabineros nos pide buscar.
Lamentablemente nuestra labor no da mucho espacio a cuestionarnos, bajar un poco las revoluciones, asimilar y pensar lo que vivimos ya que cuando aun estamos en medio de estos procesos viene el siguiente llamado, el cual debe ser atendido con el mismo o mas profesionalismo que el anterior y nuevamente la sirena y la radio llama al carro de la Tercera, el carro de Rescate, el que nuevamente va a trabajar con vidas y a estar en el peor día de alguien.
Lamentablemente nuestra comuna posee un gran porcentaje de accidentes de alta energía producto de la cantidad de kilómetros de carreteras y caminos que debemos atender y vamos a la par con las nuevas tecnologías que nos permiten atender este tipo de accidentes, tanto por el personal comprometido y capacitado, y aquí es fundamental el trabajo que realiza la BASE SAMU PAILLACO que son parte fundamental de nuestro trabajo. Y también el equipamiento que poseemos, pero nunca es suficiente para evitar trágicos desenlaces, por esto es que llamamos a la prudencia y responsabilidad al conducir, nuestras rutas poseen diseños complejos por la geografía del lugar, poseemos distintas condiciones climáticas que cambian escenarios constantemente además del cada día mas grande parque automotriz.
Nuestro compromiso es seguir aprendiendo, seguir capacitándonos, tanto los experimentados bomberos como los nuevos que se integran a nuestras filas porque en ese peor día de la vida de alguien lo queremos hacer lo mejor posible.
Tercera Compañía de Bomberos Arturo Prat de Paillaco, Rescate Vehicular desde 1994.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *