Sabemos que producto del preocupante rebrote de la pandemia en toda la región de Los Ríos, particularmente en Valdivia, deberíamos aumentar y mejorar las medidas de prevención y contención de contagios. ¡Eso debe ser así! También sabemos que miles de comerciantes, emprendedores y trabajadores por cuenta propia están en condiciones económicas extremas y que deben ser escuchados, atendidos y apoyados. La gente está desesperada, molesta y desilusionada dado que la autoridad nacional no es capaz de responder con ayudas económicas rápidas y contundentes, y el Gobierno Regional tampoco ha tenido la capacidad y “voluntad en serio” de ir en apoyo de los comerciantes, aun cuando tiene la atribución y recursos económicos para esto…si quisiera.

La autoridad regional ha sido  ineficiente y desconectada de la realidad. Los 7mil millones de pesos que el Gobierno le quitó al presupuesto regional por retraso en el gasto, pudieron ser utilizados para reforzar la Salud Pública Primaria y Hospitalaria, y también para apoyar a los micro y pequeños empresarios cuando más lo necesitan. Hoy, cuando los comerciantes están al límite, desesperados por el apuro económico, con riesgo de perder sus locales o no poder pagar deudas y sueldos de sus trabajadores, se han visto obligados a salir a la calle a protestar por no ser escuchados. Esto ocurre cuando tenemos autoridades que han demostrado incapacidad e indolencia para asumir los problemas. Hubo y siguen habiendo recursos para apoyar a nuestros micros y pequeños comerciantes y si no lo hace el Gobierno Central, a nivel regional se pueden priorizar estas necesidades. Mientras tanto, al menos, los MIPYMES necesitan urgente comprensión y apoyo para seguir ejerciendo su actividad económica y generando empleo. Personalmente, no logro entender por qué a la autoridad regional le cuesta tanto fijar condiciones sanitarias que permitan que estos empresarios y comerciantes puedan seguir trabajando en condiciones seguras?, ¿Es tan difícil empatizar en esta situación extraordinaria?.

Tal como lo han reiterado distintos representantes o voceros de los empresarios, entre otros, doña Cristina Muñoz de la Red Gastronómica o don Ricardo Ríos de “Reactivemos Los Ríos”, los problemas están a la vista, las alarmas se han encendido con suficiente anticipación y ha habido por parte de ellos, toda suerte de propuestas e ideas para encontrar mejores soluciones, no obstante las autoridades siguen cerrando las puertas a la búsqueda de acuerdos que les permitan trabajar con seguridad sanitaria para usuarios y trabajadores.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *